IMG_4691

Hay algo de la formación que no me está cuadrando

Desde el año 2009 he participado entre cursos, conferencias y talleres, en unas 150 actividades directamente y unas 200 indirectas (realizadas por mi empresa). Todo este tiempo no he parado de contar en público, todas las cosas que iba aprendiendo, realmente era un fiel defensor de la idea de compartir lo que uno sabe. He realizado conferencias y talleres en Escuelas de Negocios, Universidades y otro tipo de centros. Y he intentado, que la gente que venía a mis charlas o talleres se quedará contenta con lo que les podía ofrecer.

Pero llego un momento en que no me sentía cómodo, creo que el click fue cuando me ofrecieron dar una conferencia de una materia que no sabía ni desarrollaba (propuesta que no acepte por supuesto), ahí me di cuenta de que me estaba transformando en un conferenciante y me estaba alejando de lo que más me gustaba hacer, que no era más que crear y gestionar proyectos innovadores. Creo que cuando uno se centra mucho tiempo a dar formación, y deja de lado el crecimiento o la investigación, esa actitud en nuestro sector es algo imperdonable.

Por eso, hace dos años más o menos, cuando empecé con el proyecto de Dinamicbrain, comencé a disminuir en mis apariciones públicas 😉 Creo que eso es positivo y fue positivo para el proyecto, ya que toda la energía que gastaba en preparar, ensayar y realizar presentaciones, ahora mismo lo comencé a gastar en crear cosas nuevas, en afianzar mi empresa y en tratar de innovar para mis clientes y para mis proyectos propios.

Con todo esto no quiero decir que no vuelva a dar charlas ni conferencias, pero está claro que después de hacer mucho net, hay que hacer mucho work. Porque eso es lo que nos hace grandes como profesionales. Seguir creciendo e innovando y no atarnos a zonas de confort (cosa que todos predicamos en las conferencias, pero que muy pocos lleva acabo) es fundamental en está sociedad hiperconectada.

¿Cómo puedo demostrarle a un alumno o a una persona que asiste a una conferencia mía, que algo de lo que digo es cierto, si nunca he realizado yo mismo dicho experimento o esa forma de encarar una campaña?. Es muy fácil – quizás en exceso – hablar de ejemplos de grandes empresas, de como implantaron un socialCRM, o como realizaron una campaña de mobile marketing. Pero hoy en día, con toda la información que hay en internet, me resulta mucho más útil, trabajar con modelos como el del caso, o hablar simplemente de la experiencia personal. Por ahí nuestros casos de estudios no son de grandes firmas, pero será mucho más sencillo que nuestros interlocutores en talleres y conferencias, puedan ver como se mueve este mundo, y sacar un aprendizaje más llano y menos sobrevalorado.

Quizás sea el momento de buscar otro tipo formato u otro tipo de aforo, creo que eso también es salir de la zona de confort. Por ahí prefiero empezar a trabajar con aforos más pequeños, o en soluciones de P2P, algo que me haga volver a sentir que cuando imparta formación, sea para transforma la vida de la personas.